lunes, 9 de julio de 2018

¿Cómo lidiar con el intrusismo?



Hay muchos profesionales que no pueden entender algo tan simple como "negro es negro", la nutrición cada vez se torna menos seria cuando cualquier persona que se haya leído algunos estudios por el internet y que se ve saludable se la pasa vendiendo tratamientos a diestra y siniestra.
Sus intereses no van con solo ayudar a las personas, quieren algo a cambio y muchas veces carecen de vocación.

A sí, que, nuevamente me doy a la tarea de copiar algunos puntos de la NORMA OFICIAL MEXICANA 008 sobre el tratamiento integral del sobrepeso y obesidad. Puedes leer mi infografía Aquí

Si tu eres nutriólogo en México, puedes ayudar a tus pacientes y colegas difundiendo información oficial y hacer algo contra el intrusismo.

5. Disposiciones generales
5.2. El tratamiento médico-quirúrgico, nutriológico y psicológico del sobrepeso y la obesidad, deberá realizarse bajo lo siguiente:
5.2.1. Se ajustará a los principios científicos y éticos que orientan la práctica médica;
5.2.2. Deberá estar respaldado científicamente en investigación clínica, especialmente de carácter individualizado en la dieto-terapia, psicoterapia, fármaco-terapia y el tratamiento médico quirúrgico;
5.2.3. El médico será el responsable del tratamiento integral del paciente con sobrepeso u obesidad, el licenciado en nutrición y el psicólogo serán responsables del tratamiento en sus respectivas áreas de competencia profesional;
5.2.4. El tratamiento indicado deberá entrañar menor riesgo potencial con relación al beneficio esperado;
5.2.5. Deberán evaluarse las distintas alternativas de tratamiento disponibles, conforme a las necesidades específicas del paciente, ponderando especialmente las enfermedades concomitantes y comorbilidades que afecten su salud;
5.2.7. Todo tratamiento deberá prescribirse previa evaluación del estado de nutrición, con base en indicadores clínicos, dietéticos, bioquímicos y antropométricos que incluyan: IMC y perímetro de cintura y cadera.


8. Del tratamiento nutricio
La participación del nutriólogo comprende:
8.1. El tratamiento nutricio que implica:
8.1.1. Valoración nutricia: evaluación del estado nutricio mediante indicadores clínicos, dietéticos, antropométricos, bioquímicos y de estilo de vida;
8.1.2. Plan de cuidado nutricio: elaboración del plan alimentario, orientación alimentaria, asesoría nutriológica y recomendaciones para el acondicionamiento físico y para los hábitos alimentarios; y
8.1.3. Control: seguimiento de la evaluación, conducta alimentaria y reforzamiento de acciones.
8.1.4. Pronóstico.
8.2. La dieta deberá ser individualizada, atendiendo a las circunstancias específicas de cada paciente, en términos de los criterios mencionados en esta norma.
8.3. Referir al paciente a tratamiento médico o psicológico, cuando el caso lo requiera.

6. Disposiciones específicas
6.1.4. En el caso de los psicólogos, licenciados en nutrición y otros profesionales de la salud que cuenten con un posgrado en nutrición, deberán contar con formación académica en el área clínica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario