miércoles, 6 de junio de 2018

NOM-008-SSA3-2010 highlights

Hace unas semanas, las redes sociales de la nutrición empezaron a repartir links de la Norma Oficial Mexicana para el tratamiento integral del sobrepeso y obesidad. Pero nadie, nadie publicó algún resumen o material que difundiera el contenido de una forma más amigable. Si acaso leí en los comentarios algunas quejas porque era una Norma con bastantes huecos para un tema delicado como el sobrepeso y obesidad.

A pesar de los inconvenientes, me di a la tarea de hacer un diagrama sobre el contenido de la Norma.

Que habla principalmente como debe estar conformado el equipo y la función de cada profesional sanitario durante el tratamiento integral del sobrepeso y obesidad.




Algunos puntos que se me hicieron importantes copiar de la regla son los siguientes:

  • En el caso de los psicólogos, licenciados en nutrición y otros profesionales de la salud que cuenten con un posgrado en nutrición, deberán contar con formación académica en el área clínica.
  • El personal técnico de las disciplinas de la salud que participe en el tratamiento integral del paciente con sobrepeso u obesidad, deberá contar con diploma legalmente expedido y registrado por las autoridades educativas competentes.
  • La participación del personal técnico y auxiliar en el tratamiento integral del sobrepeso u obesidad, será exclusivamente en apoyo a los profesionales de las áreas de medicina, nutrición y psicología, por lo que no podrá actuar de manera independiente, ni prescribir, realizar o proporcionar, por sí, tratamiento alguno.

11.1. Para el tratamiento integral del sobrepeso y la obesidad queda prohibido:

11.1.1. Prescribir tratamientos de cualquier tipo, por personal técnico o auxiliar de la salud o cualquier otro profesional no facultado para ello;

11.1.2. Indicar tratamientos y productos que no tengan sustento científico, que provoquen pérdida de peso acelerado, más de un kilogramo por semana y que pongan en peligro la salud o la vida del paciente;

11.1.5. Usar diuréticos, hormonas tiroideas, anorexígenos, vacunas, extractos tiroideos, inyecciones de enzimas, aminoácidos lipolíticos y otros productos similares, para el tratamiento del sobrepeso y la obesidad;

11.1.6. Prescribir o proporcionar medicamentos secretos, fraccionados o a granel;



11.1.10. Indicar como opción de tratamiento el uso de aparatos de ejercicio electrónicos o mecánicos, aparatos térmicos, de masaje, baños sauna y otros equipos que no hayan demostrado su eficacia terapéutica en apoyo al tratamiento médico del sobrepeso y la obesidad, que representen un riesgo para la salud;




11.1.13. Usar la liposucción y la lipoescultura como tratamientos para el sobrepeso y la obesidad.


Mi opinión

Hace tiempo tuve una conversación con un colega que me preguntaba porqué debería de creerme más a mi que a un Health Coach del internet que ha cambiado miles de vidas por sus videos.
En teoría, la norma se ve muy práctica e idónea para las personas afectadas por esta enfermedad, pero estoy consciente que el panorama es diferente.
A pesar de tantos inconvenientes, esta norma es un buen respaldo para generar seguridad y conciencia entre las personas que están interesadas en cambiar su composición corporal y estilo de vida independientemente si padecen de sobrepeso o no.
Esto es un avance para que por fin pongamos en prioridad la salud ante la estética y que veamos a la obesidad como lo que es: Una enfermedad, no un estigma. 
Quisiera que después de esta publicación (la de la Norma)todos aquellos profesionales y pseudoprofesionales se paren a pensar y no hagan campañas o tratamientos sólo por ganar seguidores y dinero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario