martes, 4 de julio de 2017

Morir para verse bien


La semana pasada, los medios de comunicación, las redes sociales y las pláticas de mesa trataban del tema de Lucero, una señora que murió a causa de tomar pastillas para control de peso. Puedes leer la nota Aquí
No es que yo no haya compartido mi preocupación por estos sucesos, más bien aún estoy en un punto escéptico de lo que le ocurrió a esa chica.
Una de las razones por las que "pasé de largo" este tema, fue porque como esta historia, hay muchas y nadie hace ni dice nada.

El chico de la imagen se llama Aziz Shavershian, mejor conocido como Ziz, es una estrella en el mundo del fitness y culturismo que murió a los 22 años por un ataque al corazón congénito que se pudo prevenir. El chico a demás de abusar de esteroides, también abusaba de las fiestas, alcohol y otras cosas.
El mensaje que había dejado Zyzz en su vida era algo parecido al "carpe diem" y también se convirtió en un modelo a seguir porque pasó de ser un niño demasiado delgado a una estrella del culturismo.

Su muerte dividió opiniones en cuanto al uso de esteroides, asumiendo que fueron los causantes de su muerte, queriendo culpar a las personas que se dedican a distribuir esos productos cuando el problema está en la mentalidad y responsabilidad de quien los consume. 
No se ha dado más información sobre la muerte de Lucero, pero su historia también puede dejarnos un aprendizaje: "No culpes a quien te vendió la pistola para que pudieras dispararte a ti mismo"

No hay comentarios:

Publicar un comentario