miércoles, 21 de junio de 2017

¿Por qué los mexicanos no comemos sano?


Acabas de leer las razones más comunes por las que la mayoría de las personas en México no comemos sano, a continuación responderé a cada una de estas razones para que la próxima vez que quieras lanzar alguna excusa, lo pienses 2 veces.

FALTA DE DINERO

Tenemos la creencia de que comer sano o "estar a dieta" es caro.
Así que, veamos más a fondo este motivo.

Lo real: Es obvio que si cambias los alimentos que consumes regularmente por su versión light o "saludable" si es más caro, algunos ejemplos son:
  • Lácteos enteros por lácteos bajos en grasa o azúcar
  • Pan de trigo refinado, por pan integral, orgánico o sin glúten.
  • Azúcar refinada por edulcorantes,
  • Aceites y grasas por aceite de oliva, coco, aguacate.
  • Sin mencionar los alimentos de origen animal con bajo aporte de grasa.


Por desgracia, muchos de estos alimentos son los que más nos recomiendan la mayor parte de los profesionales de la nutrición y muchas veces no se toma en cuenta que las personas por lo general no comen solas o tienen que comer con su familia.
A sí que, además de empezar a comprar alimentos más caros, también se comprará más de lo que regularmente estaban acostumbrados.

La solución: 
  • Realizar menús sencillos y con alimentos de temporada.En cuanto a los menús, se requiere de una planificación para la semana y recordar que no importa si no hay variedad entre los platillos, se pueden repetir las comidas o rotarlas con otras 2 opciones.

  • Al momento de realizar las compras, verificar que frutas y verduras son de temporada y de la localidad, estar atentos a los días de descuento o promociones.

  • Verificar si realmente todos los alimentos son necesarios incluirlos a nuestra dieta: Me refiero al boom de las super foods, edulcorantes, entre otros.Un ejemplo de un cambio de alimentos caros, por económicos sería cambiar el pan integral u orgánico por tortillas de maíz, arroz o tostadas deshidratadas.
Por eso, en mis planes de nutrición, empezamos con pocas opciones y fáciles de combinar o sustituir.

  • Integrar a toda la familia: Los menús o cambio de hábitos se deben de adaptar a cada integrante de la familia o negociar las opciones de comidas y las preferencias de cada uno. 



FALTA DE CONOCIMIENTO O FALTA DE TIEMPO

La mayoría de las veces, creemos que comer sano es difícil y se le tiene que invertir mucho tiempo en la preparación y compra de los alimentos, incluso no nos damos el tiempo de probar aquellas verduras que no nos llaman la atención.

Estamos en la época del internet donde hay millones de recetas y consejos para realizar platillos sanos. Está claro que acudir a un profesional de la nutrición, te hará la tarea más fácil y los resultados que esperas serán más rápidos.

La solución:

Evalúa el tiempo que gastas en actividades que no son saludables para ti y tu entorno y cámbialas para dedicarle a la investigación, consultas de nutrición o preparación de nuevas recetas.

FALTA DE ALIMENTACIÓN SALUDABLE EN LA FAMILIA

Esta razón se refiere a que por lo general, todos estamos rodeados de un ambiente que se le llama "Obesogénico", es decir, estamos rodeados de restaurantes, puestos de comida chatarra.
Eventos sociales en donde no hay opciones sanas de alimentos ni bebidas, haciendo que, alimentarse sano se convierta en una tarea realmente difícil.

La solución a este problema sería que no temieras a decir no, a ir contra corriente o ser "rebelde":
Lleva opciones saludables a tus eventos o si se complica,  no vayas a una reunión con el estómago vacío.

PREFERIR BEBIDAS AZUCARADAS Y DESAGRADO POR LAS VERDURAS

Esta razón va ligada con la anterior.
Si en nuestro entorno familiar nos educaron para comer mal, poco a poco creas el hábito de preferir alimentos de mala calidad y será más difícil que puedas aceptar una alimentación diferente.

La solución:

Si tu ya estás en este punto, es necesario que acudas no sólo con un nutricionista, si no también con un psicólogo para que no caigas muchas veces en pensamientos erróneos sobre tu alimentación y tomas decisiones mas conscientes para el beneficio de tu salud.

A forma de resumen de lo que acabamos de ver, éstas son mis conclusiones:

"Comer sano no es caro, lo que pasa es que comer chatarra es barato"
"Siempre hay tiempo, solamente tienes que saber cómo administrarlo"
"Vivimos en la era de la información, tus dudas siempre serán resueltas si buscas bien"
"Aprende a no culpar a los factores externos por tus malas decisiones alimentarias"
"Aprende a identificar lo que no te sirve y dale oportunidad a nuevas opciones"
"Siempre es mejor que te asesores con un profesional calificado para evitar que caigas en errores y pierdas tiempo". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario