jueves, 28 de febrero de 2013

Mamá, Papá... soy vegetariano.


Desde pequeña yo tenía problemas de obesidad, mi mamá me llevó con un bariatra para un tratamiento y un plan de alimentación. En ese plan la leche era escasa (80ml por día) al ver eso mi mamá había entrado en pánico: pensó que el no tomar leche iba a ser perjudicial a mi crecimiento (yo tenía 13 años) y a escondidas mi mamá linda me daba más cantidad de leche.
Actualmente sabemos que la leche no es básica para el consumo humano.

La mayoría de las personas depositan su confianza a muchos medios: escuela, gobierno, programas "serios" de televisión, revistas de dieta. Es lo que tienen al alcance y si el doctor del hospital de gobierno me dice que debo de tomar medio litro de leche todos los días por mi salud, es porque es cierto. Por desgracia muchas veces o están equivocados o la información es manipulada.

Lo mismo pasa con los tipos de dieta, actualmente la dieta vegetariana ha sido interpretada de una forma muy variada.
Cuando le preguntas a tus padres cómo se imaginan una personas vegetariana lo más seguro es que te diga:

  • Quiere estar delgadísimo
  • Está desnutrido
  • Es hippie
  • Idolatra a los animales.


Yo no soy vegetariana (por meses fui ovo-lacteo) pero siempre he comido diferente a lo de la gente común y me ha sucedido lo mismo que a los vegetarianos:

Padres equivocadamente preocupados por tu salud
Preguntas incómodas y etiquetas
Comentarios que aseguran que tu estás en lo incorrecto.

Cuando alguien decide tener un estilo de alimentación diferente a lo "normal" suelen pasar diferentes conflictos.

Por eso aquí dejo una lista de acciones que me han funcionado a mí para que no pases ratos incómodos con tus amigos o peleas infinitas con tus padres.

EXPRESA TU OPINIÓN

Si vives con tus padres y dependes de ellos es preferible que antes de hacer cualquier cambio expreses lo que quieres hacer, por ejemplo: He estado investigando y me gustaría cambiar mi forma de alimentarme, comeré principalmente verduras y frutas e iré comiendo menos carne.
Tus papás no lo tomarán de golpe y van a saber.

COMPARTE TUS CONOCIMIENTOS

Ya que vas comiendo poco a poco lo que quieres, platícales a tus padres lo que has leído en las noticias, lo que los expertos en nutrición aseguran y datos que creas interesantes y confiables donde explican los beneficios de ser vegetariano, por ejemplo:

 La Asociación Americana de Dietética afirma que las dietas vegetarianas adecuadamente planificadas, incluidas las dietas totalmente vegetarianas o veganas, son saludables, nutricionalmente adecuadas, y pueden proporcionar beneficios para la salud en la prevención y en el tratamiento de ciertas enfermedades. Las dietas vegetarianas bien planificadas son apropiadas para todas las etapas del ciclo vital, incluyendo el embarazo, la lactancia, la infancia, la niñez y la adolescencia, así como para deportistas. (ADA, 2009)


HAZLOS PARTE DE TU PROCESO

Dales a probar platillos vegetarianos nutritivos y económicos. Invítalos a las clases de cocina a las que vas o empiecen un "Lunes Sin Carne" aquí te dejo de que se trata este movimiento

RESPETO

Aprende a respetar las opiniones de los demás, aunque lleguen ser agresivas, cuando tu lo respetas y lo aceptas ya no responderás con otra ofensa.

Por lo general cuando les preguntas a las personas vegetarianas a que se deben su cambio de dieta responden atacando a las demás formas de alimentación, eso también es una falta de respeto. 

Es preferible que hables sobre lo bien que te has sentido y lo bien que ha funcionado, demuéstrales que estás lleno de energía y que no eres un amargado que se ofende con cada pregunta incoherente que te pueden hacer.

No te ofendas por la ignorancia de los demás, enséñales tu punto de vista, comparte y educa.

EVITA IMPONER

Un error muy frecuente de los vegetarianos, es que lo convierten en su religión y todos los temas de conversación que tienen es sobre eso.
Sólo hablar de tus preferencias y vegetarianismo no soluciona nada, incomodas a las personas y ellas evitarán estar contigo.

EVITA IDEALIZAR

Acepta el mundo como es: matan animales, son enfermos y contaminan el planeta. 
No toleres, acepta. Tolerar es vivir amargado con algo que te disgusta.
No te cierres a las ideas de los demás, ni imagines un mundo en el que todo es como tu quieres, porque es es mentirte a ti mismo. Tampoco te quiero decir que te ocultes y no expreses  tus opiniones y conocimientos, sólo hazlo de manera oportuna.
Si eres de las personas que quieren gritar a todo el mundo lo que piensa o aprende, te recomiendo que abras un blog o compres un diario y escribas lo que quieras como quieras.
Busca en internet grupos de vegetarianos iguales a ti para compartir opiniones y vivencias.

RESPONSABILIDAD

Si tu familia no te apoya con tu decisión, tu la puedes llevar, sólo que tendrás más retos.
Si tu madre hace la misma comida para todos y tu padre no acepta en comprarte tofu o soya tienes que:

Generar dinero o Ahorrar para que tu te compres los alimentos necesarios
Aprende a cocinar y organízate en tus comidas.
Evita hacer comidas muy diferentes a las de tu madre, intenta que tus preparaciones se complemente a lo que hay en tu casa.

NOTA FINAL: Este tipo de recomendaciones pueden servir para cualquier cambio de alimentación, no sólo para los vegetarianos. 
Esto es lo que me ha funcionado a mí, no significa que sea una verdad universal pero no pierdes nada con intentarlo. 



1 comentario:

  1. Cuando me quise hacer vegetariana a los 11 no me dejaron, y me frustre. Decían que era muy chica y que era poco sano y bla bla bla. Bueno a los 13 insistí de nuevo (no me acurdo muy bien de como fue) y aceptaron. Mi papa me cargaba y me decía que no iba a durar nada, pero tengo 16, en julio van a hacer tres años que no como carne, y la verdad que no me costo nada, estoy re feliz y orgullosa de lo que hago, por lo general no presto atención a los comentarios ofensivos (aunque tengo que admitir que no fueron tantos como esperaba) y mis papas me apoyan un montón (mi mama experimenta con cosas raras, pero en realidad se lo agradezco). La verdad es que con el tiempo cada uno aprende a equilibrar su dieta y a decidir que debemos comer y que no, no tuve ningún tipo de problema, antes de ser vegetariana estaba un poco anemica y ahora que no como carne estoy perfecta. La gente puede decir muchas cosas, Internet, los medios de comunicación, pero al final cada uno decide que le hace bien y que no, cada cuerpo es distinto y muchas veces las experiencias no son las mismas para todos. Tenes toda la razón en lo que decís, al principio obvio que para los padres es dificil, pero si se habla bien y se explica cuales son las razones ellos lo aceptan.
    Me encanto tu post!!!! segui asi. Besos

    ResponderEliminar