martes, 8 de enero de 2013

Los propósitos de Año Nuevo no sirven!


La mayoría de la gente hacemos cosas sin cuestionarnos el porqué de ellas.

A mí me gustan los comienzos, y a muchos también, se ve como la oportunidad perfecta para empezar a realizar las cosas que antes no nos atrevíamos a hacer.

Pero antes de que empieces a ver opciones de gimnasios, nutriologos, cirujanos, y demás ten en cuenta que los propósitos no sirven, sobretodo si eres una persona que ha estado en constante batalla para perder/ganar peso.

Te voy a explicar porqué debes de dejar de mentirte y empezar a invertir tu tiempo y dinero a cosas que realmente si te sirvan.

DEJA DE PENSAR QUE EL TRABAJO ESTÁ EN EL EXTERIOR.

Todos creemos que los resultados que queremos están en las acciones:

Si voy al mejor gimnasio, tendré mejor cuerpo
Si voy con el mejor nutriólogo, adelgazaré más rápido
Tal suplemento me arreglará todos mis problemas con el cuerpo.

Pero en realidad, llegar a tener el cuerpo que deseas no está en el método o las acciones que vas a realizar.

El primer paso es que realmente sepas qué es lo que quieres, porqué lo quieres, si es necesario para ti y como te gustaría obtenerlo.

Muchas veces les preguntaba a mis pacientes el motivo de su decisión, el porqué los tenía enfrente mío… y la mayoría ni siquiera sabía que responder.

Muchos decían lo obvio, pero nunca me explicaban porqué lo querían cambiar y hasta se sentían incómodos con las preguntas.
Eso es triste, porque refleja que la sociedad nos enseña hasta lo que debemos de querer, no nos cuestionamos de nada.

Ahí solamente me dedicaba a cumplir con mi trabajo de nutriologa, lo hacía bien… 
 No sé porqué siempre cuando salía un paciente logrando poco a poco sus objetivos, ellos creerían que es porque yo era la causante de tal logro, pero no es así.

Sólo cumplo con mi trabajo de ser un apoyo profesional.  Soy nutriologa, no maga.
Entonces, siempre repetía en mí la  misma frase: “ Si ellos no logran sus objetivos es su culpa, y si lo logran, también… yo no hago nada, ellos son los que han hecho posible esto”

Entonces antes de ponerle tu fe a un nutriólogo o a un entrenador, mejor empieza a explorarte y conocerte para que haya un cambio verdadero, lo demás vendrá después.

Cuando al fin llegues a tener el cuerpo que deseas verás lo absurdo que es hacer resoluciones de año nuevo, NO ES NECESARIO!

DEJA DE ENUMERAR

El mundo de la nutrición, muchas veces en vez de hablar de salud, hablan de números.
Es estresante. ¿Desde cuándo nuestro cuerpo funciona a base de números?
No somos máquinas donde entra y sale energía ( Contar calorías de esa forma es inútil )
Siguiendo con el tema de las calorías, la calidad de un alimento no se basa en números, si no en propiedades. ( A este punto se preguntarán, entonces las cantidades de los micronutrientes no importan tampoco? ) 
Yo les pregunto: ¿a caso han visto a los profesionales de la salud clasificar los alimentos por cada cantidad de vitaminas, minerals que contiene? 
Sólo enciende la tv, pon cualquier video de youtube y verás que califican los alimentos por su contenido energético.

Muy pocos lo califican por su origen natural, sus procesos o digestibilidad; si acaso los clasifican como: “fuente rica de tal vitamina..” y punto, eso significa que la salud pasa en segundo plano.

LAS DIETAS NO SIRVEN.

Por la misma razón, te cuentan cuántas calorías necesitas, cuántos gramos de proteinas, carbohidratos, grasas, y en otras ocasiones ( si bien les va) hasta fibra y algunos micronutrientes que el nutriólogo cree necesario contar.

Esto es un trabajo algo aburrido para el nutriólogo, así que hace miles de copias del menú que te da a ti, es decir te asignan un plan que núnca sera personalizado.

Te llegas a frustrar el día que no hiciste el desayuno que venía en tu menú, y rompes ese sistema de reglas absurdas que te impone tu nutriólogo.

La única forma en que pueda funcionar este sistema de dieta, es que tu sigas muy bien el primer paso que comenté (dejar de pensar que todo está en el exterior), también funciona en las personas que realmente no tienen problemas con su relación con la comida, pero en realidad son escasas en las consultas de nutrición.
Hay otros que se vuelven casi ortoréxicos (esas personas que son sanas mas por miedo que por gusto.)

¿METAS, LÍNEA DE TIEMPO?

Querer estar enfocado en el peso, en la cantidad de kilos perdidos y el tiempo en qué lo bajas es otra de las cosas abusrdas que te enseñan los medios y los profesionales de la salud, dehecho es ridículo que le presten más atención a eso que a los exámenes de laboratorio.
A parte de ridículo es incómodo para el paciente.

Los nutriólogos no saben usar los números de forma adecuada, es decir, que el problema no es tanto en sí que hagan lo que estén haciendo, el problema es el enfoque y mentalidad que tienen y cómo educan al paciente al respecto.

Creo que por hoy he dicho algunas razones por las que trazarse metas, hacer una lista de propósitos de año nuevo, se puede convertir en una actividad que no sirve, no me malinterpretes, hay muchas personas que si saben usar este tipo de actividades de manera provechosa, esas personas tienen otra mentalidad, por eso les funciona.


Una última cosa, echa un vistazo a la información que te rodea, ¿crees que se preocupan por tu salud o que simplemente es el negocio de la nutrición y bienestar?

2 comentarios:

  1. Una persona no puede llegar a una meta si no tiene la motivación adecuada, no es lo mismo decir quiero bajar de peso para verme bien, a decir quiero bajar de peso por mi salud y porque es algo que me haría sentir mejor. Si el motivo para los propósitos no es el correcto (depende de cada quien), de poco servirá escribir un propósito.

    ResponderEliminar
  2. Estoy totalmente de acuerdo contigo Marco, por desgracia estamos muy mal orientados que nisiquiera sabemos porqué deseamos las cosas, hay que empezar por conocernos a nosotros mismos para luego actuar !!!! :)

    ResponderEliminar