domingo, 27 de enero de 2013

27 de enero día del Nutriólogo: Hoy tengo un sueño



Recuerdo muy bien el día que decidí estudiar nutrición:

Tenía 16 años y me senté en el suelo de mi recámara con la espalda recargada en la cama y mi libro de psicología de la preparatoria.

En ese momento sólo pensé en qué cosa me gustaría hacer la mayor parte de toda mi vida y que al mismo tiempo genere riquezas ( no sólo dinero ) si no que, funcionara para ayudar a las personas.
Sin duda, de la larga lista de posibles carreras, la que cumplía todas esas características era la de NUTRICIÓN.

Yo desde pequeña ya había conocido el gran poder de los alimentos en la salud y las emociones, lo conocí en carne propia y estaba segura que había algo más allá de eso, y estaba dispuesta a correr el riesgo de buscarlo.

Hoy, 6 años después… puedo decir con toda seguridad que soy nutrióloga, que esa visión apenas se está comenzando a percibir.

Yo quería escribir lo decepcionada que he estado de mi carrera, pero no, yo sé que en estos tiempos de la generación Y le pasa lo mismo que a las demás carreras, sería muy injusto sólo quedarme de un lado de la moneda y peor aún si ese lado es el negativo.

Te comparto lo que le dije a una chica que estaba interesada en estudiar nutrición: entrevista por una chica de prepa

Ayer, como arte de magia, leí un mail que decía:¿Cuál es tu sueño nutricional? 

En ese artículo, me acordé de lo que yo siempre decía: “la nutrición no es sólo una carrera, es una forma de vida”

Debo de admitir que me conmovió ver que alguien que ni siquiera habla el mismo idioma, que fuimos educados de forma diferente, haya puesto con las palabras exactas mis sueños sobre mi carrera.

Yo sueño que la nutrición no se trate del peso e imagen corporal. 
Que la terapia nutricional se le tome enserio en los hospitales e invesitgaciones.

Yo creo profundamente que el nutriólogo tiene la profesión más noble:

El de prevenir y educar a las personas a tener una vida plena, que no lleguen a la necesidad de tener que entrar a un hospital y sufrir las curaciones de la medicina moderna…

¿No crees que eso es más noble que cuidar a las personas que ya están sufriendo de una enfermedad prevenible?

Bueno, también sueño que se le vea de esa forma a mi carrera.

En esta semana, tomé la decisión de nunca más decir la palabra “pacientes” ni “clientes” también tomé la decisión de hacer lo posible por educarlos para que ya no necesiten más de mi asesoría, que mi principal objetivo en la terapaia nutricional es que ellos se descubran, escuchen su cuerpo y tengan la habilidad de autocuidarse y celebrar la comida como debe de ser, sin prejuicios ni miedos.

Sueño en enseñarles a cómo estar saludables y que no solo lo practiquen con ellos mismos, si no con las personas que más quieren.
Eso es lo que sueño para las personas que acuden y han acudidido a mí.

El nutriólogo es un agente de cambio, si hacemos nuestro rol de la forma más inteligente, dejando de lado nuestras propios anhelos por tener dinero, haremos un gran cambio en la salud de las personas y por consecuencia, un cambio en el mundo (que a todos nos va bien.)

Yo también sueño que mis colegas no vean a la nutirción como un negocio, si no como una verdadera vocación, que la mejor forma de cuidar lo más sagrado que tenemos es por medio de la nutrición.

Lo último que soñaría, es que realmente se tome en cuenta la frase: “Que tu alimento sea tu medicina, que tu medicina sea tu alimento”

Porque, como diría David Wolfe: estoy totalmente segura que el mejor nutriólogo del mundo eres tu, tu tienes todo el equipo necesario para sentir que es lo que esta bien o que está mal.

Y de todo corazón, yo estoy aquí para ayudarte a que lo conozcas.

Deja de ser paciente, deja de ser consumidor y empieza a conocer el nutriólogo que tienes dentro de ti. 


¡¡¡Feliz día del nutriólogo!!!

P.D. aquí la traducción malhecha de la publicación de Marc David:

Cuando era joven, me conmovió profundamente por Martin Luther King "Tengo un sueño". Y aún hoy en día cada vez que lo escucho más, escalofríos correr por mi espalda. Este es sin duda el mejor discurso jamás entregado en la historia de los discursos grabados. Como he estudiado este acontecimiento histórico, hay una cosa que me doy cuenta de ello que creo que hace que sea tan intemporal, eterno y conmovedor - Martin Luther King proclamó: "Yo tengo un sueño ..." Note cómo él no dijo: "Tengo un plan estratégico de todo el mundo "¿Se imaginan que tan plano que sus palabras han caído, o lo que sería mucho más fácil para desconectar si él, ni a nadie, que tratan de inscribirse en su" plan estratégico? "De alguna manera, como seres humanos, nos son mucho más inspirado cuando compartimos nuestros sueños con los demás. ¿Tiene un sueño para el mundo? ¿Tiene el sueño de tu vida? Para sus seres queridos? Por lo que la curación puede realmente parecer para el planeta? Sí, los planes estratégicos son necesarios para hacer las cosas, pero un sueño, una visión, que viene de lo más profundo de nuestra alma puede configurar el mundo en el fuego.

Desde muy temprana edad he experimentado la forma mágica que los alimentos pueden tener un profundo impacto en la salud. La dieta me ayudó a cambiar a partir de un asmático alérgico lío-de-un niño-a un participante dinámico en la vida. Como ya he aprendido más acerca de la ciencia de la alimentación y el impacto de los alimentos en el cuerpo, era difícil no darse cuenta de cómo la comida da forma a nuestro mundo de muchas maneras.

Así que empecé a soñar con las posibilidades.
Sueño con un momento en que los alimentos no se trata de hambre o el hambre o el hambre o la falta. Sueño con un mundo que comparte. Sueño con un momento en que los alimentos, para los que tienen poco, ya no es por el peso y la imagen corporal y el sufrimiento interno. Sueño con un tiempo en que la comida es simplemente acerca de la alimentación y la celebración. Sueño con un momento en que los que manejan la producción de nuestra comida a crecer y crear en formas humanas y naturales. Sueño de una cadena alimenticia que es vibrante, saludable y real. Y para aquellos que luchan por su salud, sueño con un momento en que no sólo tenemos el conocimiento para curar verdaderamente el cuerpo, pero el corazón de profundizar en los lugares donde realmente se produce la curación.

También me resulta muy útil, y quizás incluso necesario, tener un sueño para mis clientes. Si eres un profesional de la ayuda, te recomiendo esta estrategia. Mi sueño para los clientes y estudiantes, y aquellos a quienes mentor es simplemente esto: que se conviertan en la mayor y más bella expresión creativa humana de que ellos puedan ser en el planeta Tierra. Que alcancen su máximo potencial personal en todos los niveles. Cuando establecimos un listón muy alto para nuestros clientes, como un sueño poderoso, estamos poniendo primero lo primero. Estamos reconociendo que sí, objetivos tales como pérdida de peso y buena salud son importantes, pero lo que somos en lo más profundo de nuestra humanidad es lo primero. A menudo, la salud del alma precede a la salud del cuerpo. Y creo firmemente que cuando ayudamos a nuestros clientes a lo largo de la carretera a su máximo potencial, en realidad estamos ayudando a su metabolismo a ser todo lo que está destinado a ser. El cuerpo y la mente no puede dejar de reflexionar unos a otros. Al ayudar a su cliente con su mundo personal, usted está ayudando a transformar su mundo metabólica.

A pesar de lo que sucede en el mundo de los seguros médicos, en hospitales, en las empresas farmacéuticas, en la industria de la dieta - La salud no es un negocio. Es una vocación. Toca lo sagrado. Nos pide que mirar más profundamente, para poner a un lado nuestras deficiencias, y servir. Por supuesto, si usted está en las profesiones de ayuda y curación, usted seguramente necesita para ganarse la vida y para ser bien recompensados ​​por su buen trabajo. Afortunadamente, me he dado cuenta de que ese éxito es inminente cuando hacemos bien nuestro servicio, cuando damos nuestros más sinceros regalos, cuando honramos el misterio de la curación, y si tenemos en cuenta el carácter sagrado de nuestro trabajo.

Tener un sueño para ti, para tu salud, tu vida, tu trabajo.
Si sirves a otros, por favor, tengo un sueño que no sólo incluye su éxito carrera maravillosa, pero también los dones especiales que compartir que puede hacer la diferencia más duradero y memorable en la vida de los demás.

Me encantaría saber de usted. Sé que no se llega a conocer a muchos de ustedes personalmente, pero sí, asegúrese de leer todos sus comentarios en mis blogs. ¿Cuál es tu sueño para la alimentación, la nutrición y la salud?

Mi afectuoso saludo,

Marc David



No hay comentarios:

Publicar un comentario